Consejos para el planchado de tus trajes

In Sastrería Granada by Sastrería Granada

Seguir los consejos para el planchado de tus trajes no solo ayudará en la ropa formal, sino en la que usarás para tu día a día, nuestra intención es que te veas impecable al salir de casa y no tengas que quemar algunas prendas para aprender a hacerlo muy bien.

No malgastarás dinero en lavanderías para que te entreguen todo planchado, jamás se te dañarán tus outfits, podemos señalar un sinfín de ventajas de hacerlo en la comodidad de tu hogar y sin sacrificar mucho tiempo, verás lo sencillo que se va a tornar todo con estos importantes tips.

¿Cómo planchar mis trajes?

  • Lo primero es tener a la mano una mesa especial para planchar, será la mejor ayuda y guía que conseguirás. En los consejos para el planchado de tus trajes es importantísimo tenerla, ya que con su forma permite hacerlo cómodamente.
  • El calor excesivo de muchas planchas te va a dañar el color de tu ropa, por más que la cuides en el lavado. Vigila que todas las prendas estén al revés cuando planche y así se dañarán menos, sumado a que puedes controlar las marcas si quemas alguna parte, se notará menos.
  • Si tienes ropa que no se encoge con el agua, por tu propia comodidad utiliza el aspersor de vapor que tiene la máquina, así se mantiene húmeda y el planchado queda mejor. Si no tiene, utiliza algún spray con agua o químicos especiales para esta finalidad, que hay muchos en el mercado.
  • Te vas a preguntar: ¿Dónde se comienza la ropa? Los consejos para el planchado de tus trajes indican lo siguiente: Las camisas se hacen primero el puño, luego las mangas, posteriormente la parte frontal y de último la espalda, para que quede perfecta, sin marcas ni decoloraciones.
  • En el mismo tópico respecto a los pantalones hay que aplicar otro mecanismo: Lo primero es ponerlo al revés y planchar, luego para perfeccionar los dobleces tienes que pasar la máquina, pero con muchísimo menos calor, es únicamente para quitar cualquier error de planchado, le pasaría a cualquiera.
  • Para las texturas se aplica lo siguiente: La lana va con poca presión y mucha temperatura, si es seda se usa poquísimo calor con la humedad del vapor, diferenciando entre cada tipo de tela tendrás la oportunidad de un mejor acabado, en menos tiempo y gastando menos electricidad en tu hogar.
¡Si te ha gustado compártelo!