¿No sabes cómo planchar una camisa de hombre?

In Sastrería Granada by Sastrería Granada

Te preguntarás cómo se debe planchar una camisa para que quede impecable, es muy sencillo. Hoy en Sastrería González queremos enseñarte como planchar una camisa de hombre de forma correcta.

Pasos para planchar una camisa de hombre

La camisa es una de las prendas que más trabajo nos supone a la hora de planchar y dependiendo del tejido nos resultará más o menos fácil. Pero con estos sencillos pasos no tendrás problema para realizar esta actividad a gran velocidad sin dejar ni una pequeña arruga. Antes de comenzar debemos tener en cuenta algunos detalles:

  • La plancha debe tener la suela limpia para deslizar bien y la temperatura correcta según el tejido (el algodón aguanta temperaturas entre 150º y 210º y el poliéster entre 100º y 160º).
  • Que el depósito de agua de nuestra plancha esté lleno, porque el vapor juega un importante papel a la hora de quitar las arrugas.
  • Tener una tabla de planchar con la superficie correctamente limpia, no vale planchar encima de una mesa o una encimera, recuerda que se trata de una prenda delicada.

Planchar cuello y puños

Es importante empezar siempre por el cuello y los puños ya que son la parte más rígida y no se arrugarán mientras planchas el resto de la camisa. Desabrocha todos los botones para un buen planchado. Ahora extendemos bien el cuello de la camisa sobre la tabla de planchar y planchamos de derecha a izquierda de un lado y posteriormente del otro. Y repetimos el mismo proceso con los puños, primero planchamos la cara exterior y después la cara interior.

Debemos tener cuidado de no acercar demasiado la plancha a los botones ya que algunos pueden llegar a fundirse con el calor de esta.

Planchar solapas

El siguiente paso es pasar a los bordes de la camisa donde se encuentran los botones y donde se atan. Primero extendemos sobre la tabla la parte que no tiene botones y volvemos a planchar minuciosamente de derecha a izquierda y viceversa. Pasamos a la otra solapa en la que tenemos que tener precaución con los botones como ya hemos dicho, para ello solo pasaremos la punta de la plancha entre cada botón.

Planchar hombros de la camisa

Para este paso aprovechamos la punta redondeada de la plancha y como si quisiéramos vestirla estiramos la camisa por la zona del cuello y uno de los hombros, de manera que quede la manga estirada casi llegando al suelo y repetimos el mismo proceso con el otro hombro.

Planchar la espalda

Colocamos la camisa boca abajo con el cuello en la punta de la tabla, así cubrirá el ancho de la tabla de planchar. Si la camisa tiene pinza en la parte superior de la espalda, primero planchamos a un lado de la pinza y luego el otro lado, estirando suavemente la camisa con los dedos para que no queden arrugas. Debe ser un planchado ligero, con movimientos rápidos para evitar daños en el tejido.

Planchar la parte frontal de la camisa

Al igual que cuando hemos planchado las solapas, estiramos la camisa sobre la tabla por cada lado del frontal dejando de nuevo el cuello en la punta de la tabla. Y planchamos cuidadosamente como hicimos con la espalda, sin llegar a tocar las mangas.

Planchar las mangas de la camisa

Estiramos una de las mangas sobre la tabla y planchamos la zona central sin llegar a los bordes y así no dejar marca. Rota la manga 90º grados y repite el proceso (recuerda solo planchar la zona central). Y por último, realiza el mismo proceso con la otra manga y habrás terminado. ¿Sencillo verdad?